domingo, 19 de diciembre de 2010

LA CASA DE LOS RELOJES


-->

Celia vivía en una casa llena de relojes. Los había de pared, de cuco. Relojes despertadores, relojes de pulsera, relojes redondos, relojes cuadrados, relojes alargados, relojes con forma de árbol, de pera, de libro. Relojes de madera, de metal, de arcilla, de plástico, relojes, relojes.

Celia vivía contenta en aquella casa en la que continuamente daban las horas : la una, las dos, las tres, las cuatro, las cinco, las seis, las siete, las ocho, las nueve, las diez, las once, las doce y luego otra vez, la una las dos……..También daban los cuartos: tan, tan, tan, tan. Sonaban cuatro veces y de una forma diferente para no equivocarse con las cuatro que también eran tan, tan, tan, tan.

Un día de invierno nevó tanto que Celia tuvo que quedarse a dormir en casa de su amiga Rocío. Celia estuvo despierta toda la noche, pues Rocío solo tenia dos relojes: el de la cocina y un despertador que hacia muy bajito tic-tac, tic-tac.

- ¿Qué tal has dormido? – Le pregunto Rocío a Celia cuando ésta se despertó.

- No he dormido 

- ¿ Por qué ? 

-Me faltaban los relojes. 

Luz del Olmo 

sábado, 27 de noviembre de 2010

LOS ENANITOS

En el horizonte
bailan y giran
los enanitos
detrás del monte.

Hay uno grande
y otro pequeño:
uno es gallego
y otro extremeño.

Tienen mofletes
y coloretes,
orejas grandes,
cuerpos pequeños,
unos son guapos
y otros son feos.

Están subidos
en una nube
con mariposas,
gotas de agua
y alguna rosa.

No sabe el sol,
que día es hoy,
no sabe nadie
que es noche grande
de cumpleaños
con Blancanieves
y los enanos.

Luz del Olmo

martes, 26 de octubre de 2010

HAIKUs DE OTOÑO

(c) Luz
En el otoño
las hojas amarilla
se difuminan.

Cierran sus párpados
las hojas del otoño.
¡Quieren dormir!


Tarde ambarina:
olmos, chopos, álamos.
Fuego de hojas.


Luz del Olmo

miércoles, 20 de octubre de 2010

MIGUEL HERNANDEZ


En cuclillas, ordeño

En cuclillas, ordeño
una cabrita y un sueño.

Glú, glú, glú,
hace la leche al caer
en el cubo. En el tisú
celeste va a amanecer.
Glú, glú, glú. Se infla la espuma,
que exhala
una finísima bruma.

(Me lame otra cabra, y bala.)


Este es uno de los muchos poemas que se pueden leer en esta entrañable y magnifica exposición.


sábado, 25 de septiembre de 2010

UNA GAVIOTA


Una gaviota
un poco loca,
vuela que vuela

cerca del mar.


Roza las olas,

que cariñosas,

besan sus alas,

besan su cola.


Se acerca un poco

se aleja m´as;

juega que juega
la gaviota
aquí en el mar.


Luz del Olmo

jueves, 23 de septiembre de 2010

EL BUHO DE LA ALAMEDA

(c) Luz
Cuando lloro
en la alameda,
oigo el búho
y me recuerda:

que estoy triste
y tengo quejas.

En la noche
sin estrellas,
ulula el búho
por mis penas.

Luz del Olmo

jueves, 10 de junio de 2010

LOS ESCAPARATES


Los escaparates
son disparates
que hay en las calles.

Tienen: juguetes,
balones, tijeras,
zapatos, armarios,
palabras, carteras,
coches, sellos, libros,
frutas, joyas, telas...

Detrás del cristal
lo miro al pasar
pero nunca, nunca
lo puedo tocar.


Luz del Olmo

miércoles, 5 de mayo de 2010

EL VUELO DE AVIÓN



4.bp.blogspot.com/.../s400/Vuelo+de+avión.png

V
uela el avión

U
n día de abril.
 

 Escribo su vuelo,
L
o veo en el cielo
 

O ya no lo veo.
D
ibujo de líneas

E
n forma de ese.

A
ncianos querrían

V
olar en sus alas.

Imágenes vagas.
Oscuros momentos.
No verlos y verlos.


(c) Luz del OLmo

domingo, 18 de abril de 2010

PRIMAVERA

( c) Luz

Al llegar estas fechas

brotan las flores amarillas
moradas, blancas y malvas.
Brotan los rojos pirigallos.

La tierra, transformada en colores
se sacia de viejos perfumes
traídos del sur.

Platero y la vaca Mo
mordisquean la hierba que crece
en las laderas de la imaginación.

El cielo azul sujeta a las nubes
que a veces de escapan
y quieren llorar.

Es alegre el ladrido de los perros.
Las gatas viven el celo
y desparecen en las noches sin luna.

Los hombres y las mujeres
ven crecer los lirios
al olor de las lilas.

Los niños juegan a esconderse
entre los gritos de las golondrinas
para no perderse en la confusión.

¡Primavera que botas de nuevo
en este planeta azul!

Luz del Olmo

miércoles, 17 de marzo de 2010

El París del siglo XX que imaginó Julio Verne, hecho con jabón.




"París en el siglo XX" (Julio Verne). Trabajo realizado este curso, por los alumnos de cuarto de E.S.O., del Instituto "Diego Marín Aguilera", de Burgos, dirigidos por la profesora de Educación Plástica,
Menchina Ayuso.

Podéis verlo en la Sala de Exposiciones de la Fec. Centro Comercial Camino de la Plata(IV Salón del libro infantil y juvenil, del 15 al 30 de marzo). Está realizado, principalmente con jabón Lagarto.

"París en el siglo XX" es una novela de Julio Verne, escrita en 1994, que imagina a la ciudad de París, en 1960.



Felicidades a los alumnos de Menchina.

La entrada la he traido del blog www.laarañitacampeña.blogspot.com

viernes, 12 de febrero de 2010

POEMAS PARA BIELORRUSIA III

Para Eslava

EL GRILLO

En las noches

de luna blanca

un grillo canta:

cri-cri

cri-cri.


Repite el grillo

por el jardín:

cri-cri

cri-cri.


La noche

que está dormida

lo escucha y calla.


La luna

que está despierta

lo busca entre la hierba.

Cric-cri

cric-cric

repite el grillo

por el jardín


Llega la madrugada:

la noche se marcha

la luna se apaga.

Cri-cri

cric-cri.

El grillo se calla.

Luz del Olmo

POEMAS PARA BIELORRUSIA II


Para Eugenia

PAJARERA

Miles de pájaros

pían y giran.

Vuelan despacio

las golondrinas.


Están contentos

en este día.

Un azul cielo

les acaricia.


Sus bellas alas

el sol las mima

y una canción,

de piano suave,

se la dedican.

Luz del OLmo

POEMAS PARA BIELORRUSIA I

Para Ana

ELEFANTE

En la cercana selva

un elefante grande

pisa la verde hierba.


Retumban sus pisadas

y se estremece el aire

al oír su llamada.


Es grande y torpón

por eso cuando brama

parece un saxofón.


Tiene la trompa larga

dos enormes colmillos

y orejas como alas.


He oído como tiemblan

y se quejan los árboles

de su torpeza lenta.

Luz del Olmo

miércoles, 10 de febrero de 2010

POEMAS PARA BIELORRUSIA

Desde el Colegio numero 17 de Borisov, una ciudad de unos 150.000 habitantes y a 70 Kms de Minsk, la capital de Bielorrusia, Igor, profesor de español, me escribe estas líneas:


El mes de febrero lo hemos declarado como El Mes de Español y, como lo sabes, solemos activizar un poco nuestra actividad enseñativa y educativa dando algo de publicidad para el castellano.

Entre otras cosas he decidido dar una clase para los alumnos de 7° curso con el tema “Salvemos la Tierra” aprovechando tus libros “Juegos de Luz” y “Pequeña musica para la Luna”. Los chicos van a recitar las poesias tratando de escenificarlas.
Pavel recitara “La marcha del leon”, Ana – “Elefante”, Eugenia – “Pajarera”, Eslava – “El grillo”, Maria – “Cisne” y “El gato”, Yana – “Acuario”, Uliana – “Canguros”, Julia – “Gallos y gallinas”.

Aquí voy dejando dejo los poemas escritos.

(Para Pevel)




MARCHA REAL DEL LEÓN

Por la verde selva

el león camina.

Su porte es felino

todo lo domina.


Con paso de marcha

los ojos al frente,

viene el rey de África

todos a esconderse.


No puede ocultarse

un ratón pequeño.

Espera que pase

y sale corriendo.


Sigue su camino

el bello animal.

El ratón ha huido

lo ha pasado mal.


El león avanza

su melena al viento.

Al ratón no ve

ni su movimiento.


Cuando caza y corre

es un gran señor,

que lleva en sus garras

siempre una canción.


Canción que amenaza

a los que están cerca.

Todos se retiran

y se dan la vuelta.

Luz del Olmo



jueves, 21 de enero de 2010

¡QUÉ TONTO EL GATO!

(c) Julio Plaza del Olmo


El gato de ojos claros
mira a la luna
que está en el charco.

Saca las uñas
una por una.
Mueve el bigote
agua del monte.

La luna entonces
se queda quieta.
El gato cree
que es ya su presa.

La luna ríe
desde lo alto
y dice al aire:
-"Qué tonto el gato"


Luz del Olmo

lunes, 4 de enero de 2010

LOS CAMELLOS

Por el horizonte,

Creo que es Oriente,

Viene tres camellos

Y vienen sonrientes.


¿No estarán cansados

del largo camino?

Se acercan despacio

Yo los miro, miro.


Sus patas son altas

Su cuerpo muy grande

Rumian en su boca

El vuelo del aire.


Quisieran venir

Volando, volando

Cruzando desiertos

Que siguen andando.


Ya se acerca el día

De dejar regalos

A aquellos que piensan

Que no han sido malos.


Por eso las niñas

Y también los niños

Pondrán sus zapatos

Con todo cariño.


Y al pasar la noche

Del cinco de enero,

Buscarán contentos

Sus juguetes nuevos


Saldrán a la calle

A jugar con ellos

¡Nunca hay que olvidar

a los fieles camellos!


Luz del Olmo