miércoles, 1 de abril de 2009

UN ORDENADO ORDENADOR


Es tan ordenado
este ordenador

que no ordena nada
sin decirlo yo.

Le ordeno que juegue
conmigo al balón
y nunca se enfada
si me enfado yo.

Le ordeno que haga
dibujos con rayas
y ordena las líneas
redondas, cuadradas.

Le ordeno buscar

un juego perdido,

lo encuentro al instante
de habérselo dicho.

Es un frío señor

este ordenador

que no habla, ni ríe
sin programación.


Luz del Olmo

2 comentarios:

Kety dijo...

Buen homenaje al instrumento que tanto nos ayuda.
Felices vacaciones.
Besos

Ele Bergón dijo...

Gracias Kety. Lo mismo te digo, Felices vacaciones con ordenador o sin él.

Besos