martes, 8 de septiembre de 2015

EL SOL TRISTE DEL OTOÑO




                           

El sol triste del otoño
apareció por la tarde
añorando el verdor del verano.

Apenas unos meses
brillaba con tanta fuerza
que llegaba la noche
y era corto su sueño.

Ahora, en este septiembre,
sabía que se agotaba
en un esfuerzo inútil
por seguir vivo.

El sol triste del otoño
se abatía con el paso,
de su propio movimiento. 

Luz del Olmo




1 comentario:

Abejita de la Vega dijo...

Triste pero no quema y acaricia.