viernes, 31 de enero de 2020

EL DIENTE DE SALMA

                                                                   
Para Salma porque ayer estuvimos hablando de dientes y porque le gusta rimar.

                                                                                                           
El diente de Salma
se mueve, se mueve,
y Salma pregunta 
si vendrá esta noche:
algún  Ratón Pérez.

La niña se duerme
y empieza a soñar:
que sube a la luna 
porque ha de buscar
un diente perdido 
hace un año, o más.

Lo encuentra en la casa
detrás de un  sofá
que tiene la abuela 
allá lejos, lejos
al pasar el mar. 

La niña despierta
para comprender:
que todo a su tiempo
podrá suceder. 

(c)  Luz del Olmo
del poema y la foto. 

3 comentarios:

Salma dijo...

Muchas gracias, Mariluz! Me ha gustado muchisimo que escribas para mi, De Salma.

Ele Bergón dijo...

Salma, me alegro mucho que te haya gustado.
Muchos besos

Abejita de la Vega dijo...

Un poema con un sueño y un diente. Y la luna escucha música.
Felicidades a Salma, besos Luz.